abstracto

Taller bianual de exposición de resultados de los proyectos en curso con sede en CIECE 2013.

06-08-2013 | Talleres

Taller bianual de exposición de resultados de los proyectos en curso con sede en CIECE 2013.

Primer Reunión – 12 de Agosto 2013

Facultad de Ciencias Económicas, Universidad de Buenos Aires,

Aula 231 Sector Posgrado-

Taller organizado por el Proyecto Tipos de modelos económicos. Un análisis epistemológico y filosófico. (UBACyT  2011 – 2014)

Programa Tentativo

10.15 Café

10.30  Ariel Zagarese; Germán Thefs. El mundo de los modelos de Mary Morgan

11.00  Ariel Zagarese. El homo economicus y su manipulabilidad

11.30 Gustavo Marqués. Modelos como mediadores y diseños (relativamente) independientes

12.00 Pausa

12.30 Diego Weisman y Germán Thefs. El irrealismo de los modelos hacia una crítica más específica

13.00 Nicolás Berneman y Diego Weisman. Dos formas de aplicar el conocimiento

13.30 Cierre

Resúmenes

“El mundo de los modelos de Mary Morgan”.
Ariel Zagarese; Germán Thefs

 El uso de la categoría modelo en economía es, sin dudas, una de las prácticas más frecuentes desde la década de 1930. Paralelamente, dentro de la literatura sobre epistemología, los modelos sólo en la última década han cobrado el lugar central que los economistas parecen otorgarles. Una autora que ha contribuido decisivamente en la discusión es Mary Morgan. Sus contribuciones van desde su libro History of Econometric Ideas (Morgan, 1992) que además de marcar su primera incursión fuerte en economía se convirtió rápidamente en un referente en el campo, pasando por su seminal Models as Mediators (Morgan y Morrison, 1999), que significó el comienzo de una nueva tradición de trabajos sobre el rol de los modelos en ciencia, hasta su reciente The World in the Model (Morgan, 2012) donde se plasma el trabajo de más de una década sobre las centralidad de los modelos como una categoría epistémica para analizar la práctica y las teorías de los economistas.

“El homo economicus y su manipulabilidad”
Ariel Zagarese

La (nueva) sociología económica ha sostenido que su propuesta metodológica consiste, básicamente, en analizar el mismo universo de problemas que posee la economía, pero desde una perspectiva diferente: sociológica (Beckert, 2002). En particular, un tema central que ha tenido mucho eco desde las primeras contribuciones (Polanyi, 1976; Granovetter, 1985) es el del enraizamiento de las relaciones económicas entre individuos en redes o estructuras sociales que les preexisten. Dentro de la epistemología, el rol de los modelos ha adquirido importancia central en años recientes (Cartwright, 1999; Gibbard y Varian, 1978; Giere, 2004; Knuuttila, 2005; Mäki, 2005; Morgan y Knuuttila, 2012; Morgan y Morrison, 1999; Morgan, 2012; Sudgen, 2002; y la lista sigue). El objetivo del presente trabajo es enfrentar al enfoque de la sociología económica a los mismos planteos que realizan dichos autores a la teoría económica mainstream desde la epistemología, para ver si resisten objeciones análogas o presentan atributos similares. En este ejercicio se estará prestando especial atención a la categoría homo economicus y la forma de construirlo por parte de ambas disciplinas.

“Modelos como mediadores y diseños (relativamente) independientes”
Gustavo Marqués

En los últimos años se ha impuesto la visión de que son los modelos, no las teorías, los que desempeñan un papel cognoscitivo fundamental, siendo los portadores privilegiados de información empírica acerca de nuestro mundo. Asimismo se los concibe como mediadores entre teorías y targets, y como poseyendo estatuto relativamente independiente respecto de ambos. Este trabajo evalúa la aplicabilidad de este enfoque a los modelos económicos teóricos (del tipo de las economías analógas) y su capacidad para estimar y apreciar la relevancia epistémica de dichos modelos. Se sostiene que (a) su función como mediadores se desdibuja si las teorías económicas son directamente aplicables a los mercados; (b) su función como portadores privilegiados de conocimiento confiable y relevante acerca de las economías reales se torna cuestionable si incorporan descripciones de situaciones ficticias o particularísimas.

El irrealismo de los modelos: hacia una crítica más específica.
Thefs, German (CIECE-FCE-UBA)
Weisman, Diego (CIECE-FCE-UBA)

Al menos una característica metodológica de los modelos económicos goza de amplio consenso: todos ellos son irrealistas en algún sentido. Presente desde los debates históricos sobre el método de la ciencia económica en el siglo antepasado y convertido en un clásico desde resonante ensayo del ’53 de Milton Friedman, este tema toma nueva vigencia y significado si es abordado desde la reciente literatura sobre filosofía de las ciencias centrada en el rol de los modelos.
En este ensayo sostenemos, en primera instancia, que para determinar si el irrealismo de los modelos es pernicioso (o no) en términos epistémicos es requisito asumir alguna caracterización filosófica y metodológica de los modelos. En función de ello – y a pesar de que no es el objetivo de este trabajo abocar por una posición determinada acerca del rol de los modelos – en segunda instancia, proveemos una esquematización de un conjunto significativo de concepciones sobre la ontología, alcance epistémico y funciones de los modelos que podrían suplir este vacío. Finalmente, a modo de resultado inmediato, destacamos la utilidad de distinguir al menos dos tipos de críticas (o defensas) sobre el irrealismo de los modelos: i) aquellas que se dirigen hacia una forma particular de conceptualizar los modelos (externa/normativa) y ii) las que tienen por propósito cuestionar el contenido de un modelo o tradición de modelización asumiendo una conceptualización determinada de los modelos (interna/de adecuación).

“Dos formas de aplicar el conocimiento científico”
Berneman, Nicolás (CIECE-FCE-UBA/ UTDT)
Weisman, Diego (CIECE-FCE-UBA)

Un tópico central en las discusiones epistemológicas contemporáneas gira en torno a la aplicabilidad del conocimiento científico. Cartwright (2007) ha señalado la brecha que existe entre adquirir conocimiento y ponerlo en práctica en sistemas reales, dos actividades que son manifiestamente diferentes.

Entre las distintas respuestas a la pregunta por la aplicación del conocimiento creemos fundamental distinguir entre dos maneras de aplicar el conocimiento. Por un lado, el concepto de aplicación tradicional mediante Ingeniería Social Fragmentaria (ISF) –aplicación à la Popper-, y por el otro la aplicación de cuño más “tecnológico”. mediante Maquinas Socio-Económicas (MSE) –desarrollada por Nancy Cartwright. Pese a que el debate por la aplicabilidad del conocimiento económico dista de ser resuelto, la diferenciación entre ISF y MSE como tipos de aplicación del conocimiento económico a sistemas reales, con consecuencias metodológicas divergentes, no ha sido profundizada en la literatura relevante. Avanzar en este sentido podría contribuir a arrojar luz sobre el carácter práctico de la teoría económica.